top of page

El Ausentismo y exclusión escolar siguen creciendo.


¿Fracasó el plan de pro retención? Nuevos datos sobre el aumento de la desvinculación escolar, compartidos por el MINEDUC, muestran que el plan pro retención está fallando.  Este año ya hay casi 6000 estudiantes más que el año pasado fuera del sistema escolar. 

¿Será un problema con su diseño o de la implementación de las acciones?. Pensamos que una mezcla de ambas cosas puede ser una explicación plausible para explicar el fracaso de los esfuerzos por mejorar la asistencia y la retención de las y los estudiantes en las escuelas de nuestro país.


Distintas investigación señalan que los factores de riesgo para el ausentismo y la desvinculación son muy parecidos, y de hecho el ausentismo grave es un factor de riesgo conocido para la desvinculación. Para algunos autores la desvinculación es la forma más grave de ausentismo, cuando este se vuelve permanente.  Los factores de riesgo son muchos,  pues no existe una sola causa para que un estudiante deje de asistir a la escuela, así la acumulación de factores es  lo que mejor predice la desvinculación, ya sean factores relacionados con el estudiante como individuo, del contexto familiar o de las características de la escuela. Por eso, las soluciones que se propongan para revertir la situación actual tienen que considerar intervenciones sistémicas que impliquen acciones relacionadas en estos tres tipos de factores.


Algunos de los factores de riesgo que se refieren a características del estudiante y que muestran mayor relación con el ausentismo y la desvinculación escolar son (Gubbels, van der Put y  Assink, 2019): padecer algún trastorno de salud mental, el consumo problemático de tabaco, alcohol y drogas, mostrar conductas antisociales o de riesgo, tener una actitud negativa hacia la escuela, vínculos negativos con los docentes, bajo rendimiento académico, historial de repitencia y tener dificultades de aprendizaje. Factores que dicen relación con la escuela son: tener malos resultados o baja calidad de la enseñanza y mala convivencia escolar. Por último, factores relacionados con las familias son: poco involucramiento con la escuela de los padres, bajo control parental, estilos de apego negativos, problemas de salud física o mental de los padres, bajo nivel educativo de los padres, historial de abuso de cualquier tipo en la familia. 


Los planes de revinculación y de prevención pueden ser similares, pero requieren acciones diferenciadas y que colaboren entre sí para abordar ambos aspectos del problema. También se debe reconocer que las escuelas por sí solas no pueden abarcar todas las soluciones y respuestas al problema. Si pueden hacerse cargo de aspectos que están bajo su control, en especial, mejorar la calidad de la enseñanza, la convivencia escolar, la motivación por el aprendizaje, los vínculos profesor-estudiante y los vínculos que establezcan con las familias. En este aspecto cómo Fundación Ama+ hemos desarrollado estrategias para diagnósticar efectivamente estas relaciones al interior de la escuela con nuestro: mapeo de relaciones, que compartimos con todas las escuelas que lo necesiten.  


Aspectos fuera del alcance de las escuelas deben ser abordados por otros organismos estatales o de la sociedad civil que conversen con las  escuelas  para ofrecer soluciones integrales. 


Lograr procesos de revinculación exitosos es díficil. Traer de vuelta a un estudiante al sistema escolar, si las condiciones de este no han cambiado, es ilusorio. La revinculación se logra con planes que muestran mucha flexibilidad para adaptarse a las necesidades de cada estudiante. Algunas estrategias que se reconocen como exitosas son (Paige y Reece L. Peterson, 2013): ajustar el currículum para que este sea lo más significativo posible y aplicable a la propia vida, establecer vínculos positivos con al menos algún docente (que deberá estar suficientemente capacitado y enfocado), brindar facilidades para compatibilizar los estudios con el trabajo e incluso adoptar medidas de educación a distancia que faciliten la recuperación de aprendizajes. 


Los equipos escolares pueden contar con Fundación ama+ para desarrollar sus competencias para reconectar con los estudiantes a través de conocer cómo funciona realmente la motivación escolar y cómo utilizarla efectivamente para construir ambientes de aprendizaje.  Y sobre todo aprender estrategias de contención y resiliencia que permitan al equipo de docentes mejorar su conexión con los estudiantes que manifiestan ya dificultades para continuar en las escuelas. 


El problema del ausentismo y la desvinculación es grave y tiene consecuencias enormes para el país, que pierde talento humano para el desarrollo y deberá hacerse cargo de los cientos de miles de personas afectadas por las consecuencias de haber sido excluidas de la escuela.



Gubbels, J., van der Put, C.E. & Assink, M. (2019) Risk Factors for School Absenteeism and Dropout: A Meta-Analytic Review. J Youth Adolescence 48, 1637–1667.

Lembeck, P. T., & Peterson, R. L. (2013, October). Dropout Recovery. Strategy brief. Lincoln, NE: Student Engagement Project, University of Nebraska-Lincoln & Nebraska Dept. of Education. http://k12engagement.unl.edu/dropout-recovery


Comments


bottom of page