top of page

Conexión con la naturaleza, un hábito más sencillo de lo que parece.


¿Mar, lago, bosque, montaña? ¿Cuál es tu paisaje natural favorito? 


Esta semana te queremos contar por qué el tener contacto con la naturaleza es un hábito que te puede ayudar a recuperarte durante estas vacaciones y a fortalecer tu salud mental. 

La naturaleza nos brinda muchos beneficios, tanto físicos como mentales. Esta es una sabiduría muy antigua, pero que con la creciente urbanización de la población, se practica cada vez menos. 

 THICH NHAT HANH

Se ha demostrado profusamente que pasar tiempo en la naturaleza tiene una serie de beneficios para la salud mental. Hay dos hipótesis interesantes que buscan explicar este fenómeno (Capaldi, 2015).


  1. Recuperación de la atención. Se dice que existe un tipo de atención dirigida o focalizada, que involucra las funciones ejecutivas, y que usamos cuando trabajamos o estudiamos. Pero ese tipo de atención es limitada, y después de un tiempo cuando se agota, puede llevar a estados de fatiga o estrés. Los ambientes naturales parecen ser especialmente beneficiosos para recuperarse después de momentos de atención dirigida. Los ambientes naturales activan fácilmente una atención involuntaria con una diversidad de estímulos y nos permiten actuar sin estar constantemente monitoreando nuestros comportamientos. 

  2. Reducción del estrés. La exposición a ambientes naturales enciende una variedad de respuestas psicofisiológicas, que reducen los efectos del estrés; por ejemplo, reducen la presión arterial, los niveles de cortisol y mejoran el sistema inmune.

Numerosos estudios muestran que incluso breves momentos de contacto con la naturaleza aumentan las emociones positivas y disminuyen las negativas, generando una sensación de bienestar inmediatamente. Algunos investigadores incluso han mostrado que se pueden obtener estos beneficios con solo mirar fotografías de la naturaleza. Y parece ser que quienes pasan más tiempo en contacto con la naturaleza tienen mayor bienestar y satisfacción con la vida en el largo plazo.


La naturaleza podría ser un factor protector de la salud mental.


Pero más allá de sólo hacernos sentir bien, también se ha observado una alta correlación entre mayor contacto con la naturaleza y componentes más eudaimónicos del bienestar, tales como el propósito, la trascendencia, la gratitud y la autonomía. 


En vacaciones tenemos más oportunidades de estar en ambientes naturales y apreciarlos, con más calma y detención. Para tener una experiencia profunda con tu paisaje favorito puedes descargar nuestra pauta Meditando con 5 sentidos, úsala y verás qué bien se siente!!


MEDITANDO CON LOS 5 SENTIDOS (2)
.pdf
Descargar PDF • 120KB


La invitación es a tomar conciencia de lo beneficioso que es estar inmerso o absorto por los colores, sonidos y olores que nos ofrecen los entornos naturales, y a intentar incorporar momentos de naturaleza cuando vuelvas a la rutina del trabajo. No se necesita invertir mucho tiempo, ni viajar lejos, incluso puedes rememorar una experiencia para que la naturaleza haga su magia en tu mente y tu cuerpo.




Capaldi, C. A., Passmore, H. A., Nisbet, E. K., Zelenski, J. M., & Dopko, R. L. (2015). Flourishing in nature: A review of the benefits of connecting with nature and its application as a wellbeing intervention. International Journal of Wellbeing, 5(4).


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Comentarios
Couldn’t Load Comments
It looks like there was a technical problem. Try reconnecting or refreshing the page.
bottom of page