top of page

Tres estrategias para fortalecer la alianza familia-escuela.



Hace unos días, vimos a apoderados de un colegio quienes hicieron noticia al denunciar la realización de una actividad de educación sexual inapropiada en el colegio de sus hijos, que según el MINSAL, no siguió los protocolos correspondientes para ese tipo de actividades.  Esto nos hace reflexionar:  ¿Cómo se llega a una situación así, en que las familias se sienten pasadas a llevar e ignoradas por el colegio?


Noticia en T13 online

Pensamos que el colegio no tuvo malas intenciones en su actuar, pero lo que revela este caso es síntoma de un fenómeno común en muchas comunidades escolares. La débil comunicación y por tanto de confianza entre las familias y la escuela.


La alianza familia-escuela no es algo que sucederá por generación espontánea, ni tiene que ver con el nivel socioeconómico de las familias. Las escuelas que buscan ser efectivas saben que este tema es importante por lo que le dedican tiempo y recursos con una adecuada planificación. 


Muchas escuelas a priori atribuyen a las familias y en particular a su falta de compromiso con la educación de sus hijos, como causa de la debilidad en la relación. Pero lo que muestran las investigaciones es que una de las grandes barreras para que las familias participen y se involucren, es la mala comunicación que la escuela sostiene con sus familias. 


Normalmente, ¿qué se les comunica a las familias?. La mayor parte de la comunicación a nivel general es para informar de actividades, eventos, calificaciones, lineamientos, etc. A nivel individual o de curso, es para informar de problemas. Pocas veces hay instancias de escucha a las familias, de vinculación y de noticias positivas sobre las y los estudiantes. 

Este tema es importante porque cuando hay una fuerte alianza con las familias a los estudiantes les va mejor. 



Tres estrategias efectivas para aumentar la confianza y la comunicación con las familias son:


1. Evalúa las creencias sobre las familias que tiene la escuela, directivos, docentes y asistentes de la educación. ¿Crees que la gran mayoría de las familias quieren lo mejor para sus hijos e hijas?  ¿Crees que tus familias son capaces de brindar un ambiente de apoyo a sus hijos e hijas, incluso si no tienen un nivel sociocultural elevado? ¿Crees que la voz de las familias es importante para tener una mejor comunidad? ¿Cuando un estudiante tiene problemas, qué juicios tienes sobre su familia?

En las mediciones que hemos realizado con nuestro Barómetro Socioemocional en diversas comunidades escolares, siempre los estudiantes responden que se sienten más contentos con su vida familiar que con su vida escolar. Este dato indica que las familias tienen mucho que aportar para que las y los estudiantes estén bien preparados para el aprendizaje en la escuela. Los niños, niñas y adolescentes valoran a sus familias, con sus cosas buenas y malas, y ese vínculo es una fortaleza para la seguridad emocional con que llegan a la escuela.


2. Retroalimentar constructivamente. Sabemos que es necesario informar a las familias cuando las cosas no van bien, pero también es importante comunicar lo positivo, de lo cual se aprende muchísimo y además fortalece el sentido de autoeficacia de las y los apoderados. Preocúpate de equilibrar la comunicación que haces sobre sus hijos e hijas. Una forma de hacerlo es usando los 5 pasos para una retroalimentación efectiva, que publicamos en nuestro blog de la semana pasada. Paso número 1, siempre comienza por lo positivo.


3. Toma la perspectiva de la diversidad de familias antes de tomar decisiones que les afectan o que son sensibles para el desarrollo de sus hijos e hijas. Muchas escuelas manifiestan que quieren padres y madres más involucradas, pero bajo sus términos.  Considerar las distintas perspectivas en la comunidad es importante porque te permite tener más información para tomar decisiones, abre espacios para familias que se sienten excluidas o inadecuadas por tener opiniones diferentes, y entrega un mensaje a las familias de que su aporte es importante y valioso. Sin duda, que hacer esto no es fácil. Hay muchas maneras de hacerlo, con asambleas, encuestas, etc., pero un recurso valioso son los centros de padres y madres y las directivas de curso. Si son elegidas democráticamente y reciben apoyo a su liderazgo, pueden ser un canal de comunicación valioso. 


En Fundación ama+ ayudamos a las escuelas a fortalecer la alianza con sus familias, contamos un programa específico para ello y con el Barómetro Socioemocional Familias, que mide las percepciones de padres, madres y apoderados en diversos aspectos. 


Si quieres más información contáctanos a nuestro correo fundacionama@aprendizajesocioemocional.cl





Comments


bottom of page