top of page

Aprovechemos de dormir y hacerlo bien.





En estos momentos nos encontramos en las últimas semanas del descanso estival, y nos disponemos para comenzar pronto un nuevo año escolar. Pero esto no significa que debamos abocarnos a anticipar todo lo que viene y que nos quite el sueño.  


Entre los hábitos para la recuperación, propuestos por Daniel Siegel y David Rock en el plato de la mente sana, quizas el más sostenible es el de cuidar nuestro tiempo de sueño. 


Sobre el tiempo de sueño el psicologo Tal Ben-Shahar, en sus estudios respecto a la práctica de la felicidad sugiere pensar la recuperación de uno mismo cómo si estuviera dividida en tres niveles, donde el sueño ocupa un lugar importante. 


A nivel micro, significa parar por unos minutos. A nivel intermedio están nuestras rutinas mayores, significa dormir lo suficiente, realizar actividad física, comer con calma,reunirse con la familia o amigos, realizar alguna práctica espiritual, etc. A nivel macro, la recuperación significa darle completo tiempo al descanso tomarse una, dos o tres semanas de vacaciones, idealmente en distintos momentos del año.


Quizas todos coincidimos en su importancia, el sueño es una “función fisiológica esencial. Durante el sueño se produce todo un proceso de limpieza de nuestro cerebro. Es cuando consolidamos la memoria y el aprendizaje y se equilibra nuestro sistema nervioso”. Nos dice Jana Fernández, Máster en Fisiología del Sueño y autora del libro 'Aprende a descansar'.  


¿Cómo dormir mejor? 


Constituir el sueño cómo parte de nuestra rutina, garantizando el descanso al mismo nivel que nuestras tareas. Un adulto en promedio debe dormir entre 7 y 8 horas, menos que esto probablemente le sea perjudicial. Pero para lograr el descanzo no solo necesito la cantidad de horas, tambien estás tienen que tener una regularidad. Idealmente irme a la cama todos los días a la misma hora.   


Me cuesta dormir temprano 


Retrato de mujer al atardecer
"la luz natural es el gran sincronizador de nuestro reloj"

Jana Fernandez, dice que la clave para el buen dormir está no solo en la rutina, si no tambien en darle naturalidad a nuestro reloj biológico.Y para esto se requiere “exponernos a la luz natural. (...) la luz natural es el gran sincronizador de nuestro reloj biológico. Hay otros, como la actividad física, las horas de ingesta de comida, pero la luz es la que marca ese ciclo luz-oscuridad, marca el ciclo sueño-vigilia. Por eso debemos intentar estar expuestos a la luz natural” 


Si te cuesta conciliar el sueño, olvidate de la iluminación artificial y de las pantallas al menos una hora antes de irte a la cama, vive el ocaso cuando el sol se oculta y verás cómo tu cuerpo se prepara para dormir.   


Asi que en estas semanas que quedan de vacaciones, haz la práctica, disfruta el fín de la luz natural y preparate para construir rutinas que te garanticen un sueño reparador por el resto del año. 


Jana Fernández (2022)  “El sueño en la sociedad de las prisas” entrevista con Carlos Vasallo.  

Aprendemos Juntos 2030. (2018, 21 febrero). Versión completa: Tal Ben-Shahar,  La ciencia de la felicidad [Vídeo]. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=0vTxfrNY8kU


Comentarios


bottom of page